Tiradero Tetlama, Morelos, Mexico

A waste dump in Tetlama, Milpilla received about 9 million tons of waste for 30 years until the local inhabitants blockaded the incoming trucks in 2006. Resistance in Alpuyeca continues still in 2017.


Description

Nueve millones de toneladas fue la cantidad de desperdicios depositados durante más de 30 años sin protección alguna en el cerro Milpilla, Tetlama en el Estado de Morelos [1]. El basurero a cielo abierto fue el destino de los desechos de diez municipios de Morelos y recibía en promedio 1200 toneladas diarias, sin ningún control para tirar desechos humanos provenientes de hospitales, materiales contaminantes o basura electrónica [2]. A pesar de que en 2002 entró en vigor la ley ecológica que prohibía la existencia de tiraderos a cielo abierto, la afluencia de basura al lugar se intensificó en 2003, ya que Adrián Rivera – Presidente Municipal de Cuernavaca de aquel entonces- hizo de la acumulación de basura en el Estado un negocio personal inflando la inversión en Tetlama [3]. La acumulación de basura se extendió en el área selvática, provocando la muerte de fauna local, así como la emigración de algunas especies y la degradación ambiental. La basura produjo lixiviados que contaminaron los mantos freáticos de la región y el río Colotepec, y la quema de basura se convirtió en fuente generadora de dioxinas y furanos. Debido a la carencia de sistema de drenaje y a que se recibe agua de pozo sólo una vez por semana, el río es utilizado para lavar trastes, bañar niños, hacer limpieza y cocer alimentos [4]. Habitantes de Alpuyeca coinciden en que la convivencia con la basura ha traído efectos devastadores: muertes por cáncer, diabetes, afecciones respiratorias, infecciones de ojos y piel, así como fuertes dolores de cabeza [2]. Daños económicos también se presentaron debido a la proliferación de fauna nociva: jaurías de perros salvajes amenazaban el ganado, y pestes provocaban la pérdida de clientela en puestos de comida [5]. A principios de 2004, los colonos de Alpuyeca y poblados vecinos, emitieron conjuntamente un primer comunicado a las autoridades para pedir su intervención en la regulación ambiental del sitio. Dos semanas después, ante la nula respuesta y ante la catástrofe socioambiental percibida diariamente, los pueblos exigieron la reubicación del basurero de Tetlama en una carta dirigida al exgobernador de Morelos, Sergio Estrada Cajigal. En medio de tanta insalubridad, sufriendo las consecuencias ambientales de un incendio que no cesaba y ante la negligencia gubernamental para atender el problema de las comunidades afectadas, transcurrieron dos años más. Es a mediados de marzo de 2006 cuando se decide cerrar la carretera de Alpuyeca para evitar la entrada de un convoy de camiones de basura. Ante la determinación del pueblo de no ceder la entrada, se acordó con diferentes instancias del gobierno, el cierre gradual y definitivo del tiradero de Milpillas en un plazo de no más de 90 días y un programa de biorremediación con acciones concretas para descontaminar y mitigar el daño al ambiente originado por el tiradero [6]. Las comunidades se mantuvieron organizadas e informadas y para garantizar el cumplimiento de los acuerdos, el pueblo estableció un puesto de control y vigilancia en los accesos al tiradero con el fin de verificar la reducción gradual de los residuos. Habiéndose agotado el tiempo, y ante el incumplimiento de la disminución de la entrada de basura, 300 comuneros cerraron la carretera nuevamente como prueba de inconformidad [7]. Frente a la resistencia organizada de los pueblos, ese mismo día llegan al lugar diputados estatales a solventar el conflicto. El pueblo asesorado por el CEMDA solicitó el cierre técnico definitivo, el cual quedó decretado en un documento firmado por la CEAMA y los diputados estatales, el 16 de junio de 2006. Sin embargo, la basura siguió entrando a Milpillas a través de una carretera de terracería que evadía el camino que atravesaba el pueblo de Alpuyeca gracias a que las autoridades lograron convencer, con una cuota de más de 60 mil pesos mensuales, al presidente de bienes comunales de Tetlama, Glorio Ramírez. Pero pasados los tres meses, los habitantes de Tetlama, después de haber servido al gobierno como grupo de choque en contra del pueblo de Alpuyeca, se rebelaron en contra de la decisión de la autoridad comunal y acudieron a dicha comunidad para solicitar apoyo y frenar la entrada de camiones al basurero. El 26 de septiembre ambos pueblos bloquean la carretera alterna que conduce al tiradero de Milpillas. Después de una semana de tensión, el 2 de octubre de 2006, se impide la entrada de 200 policías que escoltaban decenas de camiones repletos de basura y se logra el cierre definitivo del basurero de Milpillas. Un día después, Cuernavaca entraba en la más severa crisis de basura de toda su historia, donde en tan sólo dos semanas la acumulación de basura en las calles fue de alrededor de 4 mil toneladas [2]. Posterior al cierre, los habitantes de Alpuyeca presentaron una denuncia (desatendida) ante la PGR por los daños ocasionados a la población, soportada con estudios médicos que confirmaban enfermedades gastrointestinales, cáncer, malformaciones genéticas o deficiencias físicas a causa de la grave contaminación del hábitat regional [3]. A partir del 6 de noviembre de 2008, el basurero de Milpillas fue concesionado a la empresa española Grupo Sodes para captar y quemar el gas metano generado, y así convertir el tiradero en Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). El proyecto contemplaba la oferta de que los créditos de carbono que se obtuvieran permitirían recuperar la inversión y financiar la implementación de un proyecto que ayudaría a mejorar el entorno social de los afectados y -contrariamente a lo pactado con las comunidades-, la apertura de una nueva celda de relleno sanitario en el municipio de Temixco. La lógica giraba en torno al negocio de la basura y no en torno a las necesidades básicas de las comunidades. “Si instalan un generador de gas metano, lo que van a necesitar es más basura”, comentó un habitante de la comunidad [8]. El MDL se encuentra abandonado desde el 2011 y la razón nunca fue comunicada por los gobiernos a las comunidades.

Basic Data
NameTiradero Tetlama, Morelos, Mexico
CountryMexico
ProvinceMorelos
SiteSan Agustín Tetlama, Temixco
Accuracy of LocationHIGH local level
Source of Conflict
Type of Conflict (1st level)Waste Management
Type of Conflict (2nd level)Landfills, toxic waste treatment, uncontrolled dump sites
Specific CommoditiesLand
E-waste
Industrial waste
Domestic municipal waste
Project Details and Actors
Project DetailsNueve millones de toneladas de basuras depositadas. Un quemadero de metano como "Mecanismo de Desarrollo Limpio", inservible.
Project Area (in hectares)20
Type of PopulationSemi-urban
Potential Affected Population8000
Start Date01/03/2004
End Date02/10/2006
Relevant government actorsAyuntamientos del Estado de Morelos: Tetlama, Alpuyeca, Xoxocotla, Contetelco, Tlaltizapán, Ahuehuexingo...

Comisión Estatal del Agua y Medio Ambiente de Morelos (CEAMA),
Environmental justice organisations and other supportersCEMDA, Centro Mexicano de Derecho Ambiental, http://www.cemda.org.mx/

Guardianes de los Árboles Cuernavaca

UNAM-CRIM http://www.crim.unam.mx/web/
The Conflict and the Mobilization
Intensity of Conflict (at highest level)MEDIUM (street protests, visible mobilization)
When did the mobilization beginMobilization for reparations once impacts have been felt
Groups MobilizingIndigenous groups or traditional communities
Local ejos
Neighbours/citizens/communities
Women
Forms of MobilizationBlockades
Development of a network/collective action
Involvement of national and international NGOs
Lawsuits, court cases, judicial activism
Official complaint letters and petitions
Impacts
Environmental ImpactsVisible: Air pollution, Biodiversity loss (wildlife, agro-diversity), Fires, Loss of landscape/aesthetic degradation, Soil contamination, Waste overflow, Surface water pollution / Decreasing water (physico-chemical, biological) quality, Groundwater pollution or depletion
Health ImpactsVisible: Mental problems including stress, depression and suicide, Infectious diseases, Deaths, Other Health impacts
OtherCancer
Socio-economic ImpactsVisible: Increase in Corruption/Co-optation of different actors, Other socio-economic impacts
OtherLoss of businesses
Outcome
Project StatusStopped
Pathways for conflict outcome / responseCorruption
Negotiated alternative solution
Repression
Strengthening of participation
Violent targeting of activists
Application of existing regulations
Project cancelled
Development of AlternativesA partir de 2005, un año antes del cierre del basurero de Milpillas y la crisis de basura en Cuernavaca, el Patronato para el Rescate de San Antón y las Barrancas de Cuernavaca A.C. en conjunto con organizaciones sociales y la comunidad de San Antón (ubicación del relleno sanitario Loma de Mejía que reemplazaría el tiradero de Milpillas), han acondicionado más de 12 centros de acopio comunitarios para la recuperación de residuos sólidos reciclables. Lo que realza su éxito es que esta iniciativa se basa en el respaldo, apoyo y participación de la comunidad. Estos espacios han ido aumentando en el municipio de Cuernavaca; sin embargo, la falta de apoyo e interés de las autoridades dificulta el éxito y crecimiento de las propuestas ciudadanas. En Alpuyeca, a raíz del cierre del basurero, la comunidad ha continuado con la recuperación de sus tradiciones como una herramienta de identidad indígena y de resistencia ambiental. Entre las acciones en las que han avanzado se encuentra la recuperación de su idioma original, el retorno a la agricultura orgánica, separación de basura, evitar el uso de platos, vasos y bolsas desechables, la producción doméstica de compostas en casas y escuelas, limpieza de ríos, y la recuperación y desarrollo de nuevos vínculos comunitarios con los pueblos indígenas de la región y otros pueblos del Estado al formar parte del Consejo de Pueblos de Morelos. Estas experiencias de solidaridad entre comunidades, científicos y ambientalistas de la región animaron la organización del Foro Estatal de basura en Alpuyeca, en marzo de 2008. En él se discutieron las problemáticas de basura de cada pueblo o ciudad de Morelos, y se promovió la creación de empresas comunitarias de gestión de basura y llevar a cabo acciones específicas para reducir la generación de basura. A su vez, se propuso una agenda de educación ambiental. Una semana después del foro, se realizó en la ciudad de Cuernavaca una semana de trabajo entre comunidades y expertos para explicar el problema de la basura y sus alternativas técnicas [1].
Do you consider this as a success?No
Why? Explain briefly.Aunque se impidió la entrada de más desechos, nunca se llevó a cabo un programa de biorremediación adecuado en la región, así como tampoco se presentaron en la comunidad brigadas de salud para atender las afecciones de los pueblos. Las salidas planteadas por el Estado ante el cierre del basurero de Milpillas fueron la confinación de los residuos en lugares inapropiados, la exportación de los mismos al Estado de México y la concesión del servicio de basura a empresas privadas, las cuales no acabaron de resolver el fenómeno y agudizaron la crisis socioambiental en la región. Un ejemplo fue la licitación otorgada a la empresa Promotora Ambiental S.A., para el manejo de residuos en Cuernavaca, a pesar de su larga lista de irregularidades y fraudes en el servicio ambiental de desechos tóxicos y urbanos. En julio de 2007, el gobierno anuncia públicamente la adquisición de un terreno en Loma de Mejía, Temixco: zona de recarga acuífera de la cual dependen 100 mil habitantes de la región, para la construcción del relleno sanitario donde la empresa depositaría la basura. Este hecho no se presentó sin conflicto; la negativa total de todos los pueblos de Morelos a convertirse en el nuevo Milpillas del Estado, se expresó en los constantes bloqueos carreteros impidiendo la entrada de los camiones de basura provenientes de Cuernavaca a sus tierras. La movilización contra el relleno sanitario de Loma de Mejía se desata en agosto de 2007. Pese a sus esfuerzos, el 6 de enero de 2009, la empresa deposita las primeras tres mil toneladas de basura en el sitio. El siguiente Presidente Municipal de Cuernavaca, Manuel Martínez Garrigós, decide no pagar el servicio y meter sus propias empresas y amigos. Hoy, Loma de Mejía, a pesar de estar temporalmente en desuso, representa un problema ambiental mayor y no contribuyó a resolver la crisis de residuos de Cuernavaca [1].
Sources and Materials
References

[1] Juanita del Pilar Ochoa Chi (2014). Los tiraderos de basura y sus impactos socioambientales en la poblacion circunvecina. El caso del Tiradero de Milpillas, Tetlama, en el Estado de Morelos. UNAM-CRIM
[click to view]

Links

[2] El basurero de la muerte deja estela en Morelos
[click to view]

[3] Morelos: Denuncian habitantes a autoridades por basurero
[click to view]

[4] Ninguna autoridad actúa contra daños ambientales en Alpuyeca
[click to view]

[5] Tiraderos de basura, foco de alerta para el país
[click to view]

[6] Punto de Acuerdo Christian Martín Lujano Nicolás
[click to view]

[7] Bloquean una carretera en Morelos; rechazan basurero
[click to view]

Media Links

[8] Consecuencias del basurero de Alpuyeca
[click to view]

Boletín de prensa: Ya no más basura en Alpuyeca ¡BASTA YA! – 27 de marzo de 2017. Prensa, Pronunciamientos#Comités NCCP, #No a la Planta Valorizadora, #No al basurero, Alpuyeca, Morelos, NCCP-Morelos.

Alpuyeca, Morelos a 27 de marzo de 2017



A los medios de Comunicación



A los morelenses



Boletín de prensa: Ya no más basura en Alpuyeca ¡BASTA YA!



La comunidad originaría de Alpuyeca denunciamos que no queremos continuar está lógica de “progreso” donde los pueblos somos el basurero de las ciudades. Nuestro pueblo fue ya por 35 años basurero, recibimos 9 mil toneladas de basura, provenientes de los municipios de Xochitepec, Temixco, Zacatepec, Jiutpec, Cuernavaca, incluso basura del Estado de México y el DF. Sabemos ya las consecuencias a nuestra salud, al agua y la tierra. En el 2006 Alpuyeca logró el cierre del basurero. Quedando pendiente la biorremediación.
[click to view]

Other Documents

Crisis de basura en Cuernavaca
[click to view]

Desechos de hospitales en tiradero Tetlama
[click to view]

[click to view]

[click to view]

[click to view]

[click to view]

Meta Information
ContributorVictoria Ruiz Rincón
Last update15/04/2017
Comments